BEYOND: Two Souls [Parte 6]

Beyond Logo

Epílogo – Decisión

“Tengo que rehacer mi vida. Mi vida sin Aiden.”

Si escogimos “Vida” en el capítulo anterior, el epílogo nos lleva a una cabaña de montaña donde Jodie, con el fin de reunir todas sus memorias, se ha refugiado por unos meses. Empieza diciendo que “pasó demasiado tiempo al otro lado” y eso está erosionando sus recuerdos hasta olvidarlos. Aquí, si recordamos el prólogo, veremos que nos encontramos en la misma escena: son el lugar y el momento en el que ella empieza a escribir y a relatarnos la historia que hemos vivido. El motivo por el cual su memoria se borra por haber estado demasiado tiempo en el otro lado es desconocido. Posiblemente, la intención tras esta idea es que los recuerdos de Jodie están fragmentados y resultan confusos debido a las elecciones de los jugadores. Cada uno ha vivido la misma historia pero con partes distintas.

1- Confusión.png

En las noticias se habla del incidente en una base militar del Pentágono, haciendo referencia a la explosión del Sol Negro. Jodie menciona el hecho de que no duda que la CIA seguirá investigando en esa dirección y en el futuro crearán un nuevo condensador. Le da igual, Aiden ya no está y ellos ya no pueden aprovecharse de ella en ese sentido.

Aquí empieza el discurso más importante del epílogo: la vida de Jodie sin Aiden. Voy a transcribir las líneas de su pensamiento porque el mensaje es clave para comprender el vacío de Jodie:

Tengo que rehacer mi vida. Mi vida sin Aiden. Desde que tengo uso de razón he deseado vivir sin él… Ser libre… sin notar su presencia constante a mi lado… Ya tengo lo que quería. Y nunca me he sentido tan desgraciada… Es como si me hubieran arrancado parte de mí… Me paso el día llorando… Sé que es una tontería. Joder, cómo lo echo de menos.”

3- Miss him.png

Y, aún así, siendo las últimas palabras de Jodie hacia Aiden, a ese discurso le sigue faltando intensidad. Es correcto, pero no llega a emocionar lo suficiente porque no representa realmente lo que significó Aiden para ella. Dice que estar sin él es lo que siempre ha deseado y ahora que tiene lo que quería se siente desgraciada. Es la idea, sí, pero le falta hacer más hincapié en la soledad. Jodie acaba de descubrir lo que significa vivir como viven el resto de seres humanos. Acaba de descubrir lo solitaria que es la vida, lo abandonado que se siente el hombre en el mundo. Ahora, por primera vez, se da cuenta de lo desamparados que estamos si no nos tenemos los unos a los otros. Jodie experimenta al fin lo que es la soledad pura y ve en ella un vacío desgarrador que, ahora sí, la hace sentir desgraciada, completamente devastada por dentro. La ausencia de Aiden es importantísima y este epílogo no le hace justicia (y los finales que vienen a continuación aún menos).

Seguidamente, viene una de mis escenas favoritas: Jodie le deja a Cole en el buzón el dibujo de princesa que hizo ella de pequeña. De este modo, en este final, el juego tiene el detalle de hacernos saber que ella se preocupó por él, le hizo saber que estaba bien y que seguía pensando en él. Esta escena, al igual que la de Cole cuando ella muere, son de las pocas que se pueden rescatar de los finales.

4- Princess.png

El final que escogí para el análisis fue el de Zoey y puede verse en el mismo vídeo del epílogo. Luego explicaré el motivo de esta elección.

Finales

El final en mi primera partida fue con Jay (luego explico por qué) pero, al verlo, quedé decepcionado. Después, al ver el resto, vi que todos eran igual de malos. No hay ningún final que esté a la altura principalmente por la insistencia que se le da al regreso de Aiden. ¿Cómo pueden hacer eso? ¿Cómo pueden arruinar de este modo el valor que recibe la última escena de ellos dos haciendo ver que ahora no ha pasado nada y que Aiden sigue ahí, jugando a la pelotita? Es precisamente la pérdida de esa unión, esa ruptura irreparable, lo que le da un nuevo significado a la vida de Jodie. ¿Ahora queréis hacer ver que no ha pasado nada? ¿En serio? Me pregunto a qué público pretendían contentar con eso… No sé, quizás algún niño pequeño que no debiera haber jugado al juego se quedó triste por la desaparición de Aiden y decidieron contentarle a él. “Tranquilo, niño, era broma, ¿ves como siguen juntos?” Es que no sé a quién le puede haber convencido ese final… Hubiera sido infinitamente mejor ver a Jodie con Jay, o con los indigentes, ¡o incluso con Ryan! y ver que está con todas esas personas que la quieren, ver que tiene la posibilidad de ser feliz con ellas y, al mismo tiempo, verle caer una lágrima porque su soledad sin Aiden es insoportable y no puede ser superada. Así de importante, así de esencial, así de vital era la presencia espiritual de su hermano; esa mitad de ella que jamás regresará… Jodie no volverá a sentirse completa nunca más y así es como debe ser. No me vengas ahora dándole pataditas a un coco, tío…

Así pues, ese mensaje escrito y cutre de “Still Here” se carga toda la profundidad de su relación. Claro, tal y como se muestra en el final de “Sola”, ella puede ver otros espíritus. Quizás Aiden ahora ha pasado a ser uno de ellos, pero entonces seguiría atrapado en el mundo terrenal, lo cual entraría en contradicción con lo de ir con él al elegir el Más Allá, a no ser que pudiera venir de ahí también. En fin, un jaleo… Pasemos a los finales.

NOTA: Los finales fueron grabados a los largo de mis múltiples partidas al juego, por lo que, si habéis seguido los vídeos de este análisis uno a uno, veréis que hay partes distintas debido a que en otras partidas tomé otras decisiones. No afecta en nada realmente. Tampoco se grabaron los subtítulos, sorry 😦

Final 1: Más Allá (todos vivos)

Decidí empezar a grabar el vídeo desde la explosión del Sol Negro, así podéis ver cómo cambia esa escena estando Jodie muerta ahora. Es más dramática, ¿eh? Ay, qué duro es ver a Jodie muerta :_(

Este final solo se consigue si todos siguieron vivos al final, Norah incluida (si se puede considerar vida a dejarla ahí en esa silla hasta el fin de sus días…). La única excepción, claro, es la abuelita navajo, ya que ella, sí o sí, muere de forma inevitable. Vemos cómo Jodie se interna en esa inmensidad azulada y se funde con ella. La narración es suave, me transporta a ese lugar y me relaja. A destacar la afirmación de que no se trata ni del cielo ni del infierno, donde no hay dios ni diablo, solo un lugar metafísico en el que se sigue existiendo después de morir. Jeje, pillín…

Después vemos que el alma de Jodie visita a los que dejó en la Tierra. Confieso que esta visita de Jodie fantasma logra hacerme un nudo en la garganta. Vemos a Ryan destrozado, roto por dentro. Nada tiene sentido para él ya. Luego tenemos una breve escena con su madre y después Cole. Es tan maravillosa la escena con Cole… Se le ve tan contento al saber que su princesa ha bajado a visitarle 🙂

Luego vemos al grupo de amigos de Jodie del capítulo Sin techo (ya no tiene sentido seguir llamándoles indigentes) y a Zoey. Este final conecta con el de la niña, así que lo comentaré después.

Final 2: Vida (Ryan)

Posiblemente el peor de todos los finales, y no porque salga Ryan, ¿eh? Podía haber sido con él y haberlo enfocado de otro modo. Encima pretenden ignorar todo cuanto han pasado y no volver a hablar del tema, como si recordar a Aiden fuera algo vergonzoso. Sé que es doloroso, eso no lo dudo, pero Aiden no se merece esa ignominia. Al menos Jodie tiene la decencia de no poder superarlo, pero eso de irse de vacaciones al Caribe para olvidarlo todo (como si necesitara desconectar del trabajo, tú), hacerse su fueguecito en la playa, todo muy romántico y de postal, para luego ver a Aiden escribiendo en la arena y chutando cocos… Es difícil hacerlo peor, en serio.

Solo se salva la primera parte, si es que queremos ser unos buenazos, perdonar a Ryan y enamorarnos de él. Si lo hacemos, el encuentro en el que él llega de la compra y se encuentra a Jodie esperándole sentada en el porche de su casa llega incluso a ser idílico. Pocos días serán mejores que el día en el que ves a la mujer que amas esperándote llegar a casa decidida a pasar el resto de su vida contigo. Felicidades, Ryan.

Final 3: Vida (Jay)

Vale, este fue mi final original, el que decidí en mi primera partida. El motivo es bien simple: creo que el retiro que realmente merece Jodie es el que consigue entre los navajos. Se aleja del mundo moderno, de sus exigencias y su despotismo, para irse a vivir una vida humilde, sin pretensiones, en contacto con el silencio, la naturaleza y ella misma. Aquí, más que en ningún otro sitio, es donde creo que Jodie tiene más posibilidades de hallar la paz y recuperarse. Además, no está sola y puede sentirse amada. Personalmente, creo que es el final más coherente de la historia, a pesar de que Jay no cosechó demasiado éxito entre las jugadores (y eso que el tío está cachas…).

Por desgracia, el final se lo cargan metiendo a Aiden en escena y soltando sus mensajitos innecesarios en el espejo de la habitación… Next.

Final 4: Vida (Zoey)

Creo que este es el final menos malo por la sencilla razón de que es el único en el que no devuelven a Aiden al mundo de los vivos. Me decidí por este final en la grabación de los vídeos de este análisis porque es el que da más juego. Juego que detesto, pues no me parece nada bien la sugerencia de final abierto y mucho menos pensar en una secuela, pero es claramente el más peliculero.

Y es que tampoco me parece bien este final con Zoey. ¿Darle poderes a la niña porque sí? Solo se los dan para poder acabar el juego con ese final apocalíptico y cerrar la historia “a lo grande”. Zoey no tenía ninguna necesidad de nacer con esos dones y meterla en esa situación. ¿Queda chulo? ¿Alguien acabó el juego deseando que saliera Beyond 2 y pudiera jugar con Zoey a destruir entidades salidas de condensadores cada vez más grandes y más chungos? Espero que no…

A tener en cuenta que este final apocalíptico cambia según si Jodie está muerta o no. En el primer caso solo aparece Zoey equipada con el campo de contención portátil, guiada por esa voz que le susurra por las noches… En el segundo caso, si Jodie vive, aparecen las dos listas para el combate. Debo decir que muy yanqui este final.

NOTA: Por algún motivo no grabé el final apocalíptico en este vídeo, pero es el mismo que se ve en el vídeo del epílogo, en el del Final 1 y en el del Final 6, que solo cambian según si Jodie sigue viva o no.

Final 5: Vida (Sola)

Este final esperaba que fuera bastante mejor que los otros. No sé, eso de que Jodie se quedara sola era una buena oportunidad para enmendar cosillas que no habían salido bien en los otros finales. Iluso de mí…

Se echa a la carretera porque, ¿quién narices quiere una vida normal después de lo que ella ha vivido? Claro que sí, como si ver a los muertos cada día no fuera suficiente para considerar que su intento de vida normal siempre será un fracaso. Pues nada, nos vamos de paseo por el mundo a ver qué encontramos. Y así descubrimos que el planeta está infestado de brechas por las que salen entidades que conviven con nosotros ¡todas ensangrentadas! ¿Es que nadie puede morir en paz y tranquilidad? Un final bien digno de Poltergeist.

Eso sí, la escenita de Jodie en una habitación desconocida contactando con Aiden en ese momento súper random es maravillosa. ¡Mira, mamá, han modelado el retrete y todo!

Final 6: Más Allá (todos muertos)

¿Para qué vivir, si todos los que amo ya no están aquí?

Este final lo conecto desde el capítulo del Sol Negro porque esa parte también cambia y es gracioso ver a Jodie y Ryan por duplicado. El final es igual que el primero, solo que aquí no vemos a Jodie visitando a nadie en el mundo de los vivos porque no quedó nadie vivo, a excepción de Jay. El discurso es el mismo que vimos en la escena de Ryan llorando por su pérdida, solo que aquí lo vemos aplicado con el diné. Después sigue con la narración del Más Allá y no llega a saberse nada de los demás que murieron. Creo que tendrían que haberlos incorporado en este final, del mismo modo que sí lo hacen en el lado “Vida”; pero entiendo que no supieran muy bien cómo presentar a esos fantasmas y hacerlos dialogar entre ellos…

Si os fijáis, cuando arranca la escena en la casa de Stan y Martes, los otros dos no están. Es porque perecieron en el incendio del edificio cuando los matones le prendieron fuego, en el capítulo 16. Es que había que matarlos a todos…

Final 7: Vida (todos muertos)

De nuevo, desde Sol Negro. Aquí es Jodie la que se despide de todos y los deja en el Más Allá. ¡Aún tiene mucho por vivir! (Pero espero que no sea en un Beyond 2). Esa despedida y esa mirada de Jodie cada vez que elige un bando u otro en cada uno de estos finales, con ese violín tocando de fondo su canción… Eso sí está bien, narices.

Ah, espera, este es el final en el que Jodie se queda sola tras destruir el condensador y grita el nombre de Aiden varias veces hasta darse cuenta de que se ha ido definitivamente y cae derrotada al suelo. Una parte de ella ha muerto para siempre. Ahora sí, lo estáis haciendo súper bien.

Después tenemos la escena de la cabaña y luego una inédita hasta ahora: Jodie visitando las tumbas de quienes murieron. Aquí es donde nos permitirán elegir el final. A pesar de que la narración flojea cuando intentan justificar el desacierto de Nathan o el amor de Ryan por Jodie, sí sueltan una terrible verdad: “No hay nada peor que saber que nunca volverás a abrazar a alguien.”

Final 8: Bad Ending

Este final solo se consigue si Jodie no logra destruir el Sol Negro. Es divertido por lo caótico y funesto que resulta y la narración está guay. El mundo engullido por el Inframundo y todo reducido a la nada. Deja bien patente la demencia que padecía Nathan en los últimos capítulos, al pretender alcanzar este final con la intención de reencontrarse con su familia, tanto vivo o muerto. Esto hace aún más difícil justificar toda la movida con este personaje, pero oye, que ya es agua pasada.

Conclusiones finales

Pensé que no llegaría nunca aquí, pero aquí estamos. Gracias por leer el análisis entero si habéis llegado hasta aquí desde la primera parte. Podía estar mucho mejor escrito, pero las neuronas que me quedan no dan para más. Gracias por vuestra paciencia y dedicación al leerlo. Espero que os haya gustado y que os haya aportado nuevas perspectivas sobre el juego, tanto si estáis de acuerdo con ellas como si no.

Ya que venimos de los finales, quizás debería comentar cómo hubiera sido el final bueno para mí. La verdad es que cualquiera de esos (la mayoría al menos), hubiera servido si se hubieran ahorrado la parte en la que Aiden regresa. Aiden, para mí, debe permanecer siempre en el Más Allá y no regresar. Un problema que creo que tiene el juego es que no diferencia (o lo diferencia de forma muy confusa) el Más Allá del Inframundo. Para mí no es lo mismo. Sin embargo, por el mensaje final del juego, en el que se dedica a la memoria de dos mujeres, es como si ellos concibieran el Inframundo como el Más Allá. Me refiero a este mensaje:

Beyond: Two Souls™_20190621160152

Personalmente, preferiría que esas dos mujeres estuvieran en el Más Allá y no en el Inframundo. El Inframundo es, al menos para mí, el lugar donde las almas se quedan atrapadas, estas que Jodie va viendo por la calle, las que se esconden en las sombras, se cuelan por las brechas y no encuentran el descanso eterno. En cambio, el Más Allá es donde las almas se liberan definitivamente del mundo terrenal y ya no pueden ser alcanzadas. Sí creo que pueden descender a la Tierra y hacer sus visitas rutinarias, como se ve a Jodie haciendo cuando visita a los suyos cuando ella muere; pero, a diferencia de las almas del Inframundo, ella puede regresar al Más Allá cuando quiera, porque no está atrapada. Las otras no pueden. Sin embargo, para el juego, diría que Más Allá e Inframundo son sinónimos.

Este hecho podría explicar que Aiden regrese en esos finales. Eso no es problema. Que ese hecho tuviera explicación nunca fue el problema. El problema aparece cuando se menosprecia el significado trascendental que supone la ausencia de Aiden. Quizás Jodie debería dejar de ver a los muertos, si queremos ser coherentes con las reglas que rigen las visitas espirituales de los muertos. Así Aiden podría estar ahí, pero ella sería incapaz de percibirlo y el drama se mantendría. Pero arrojarla a esa soledad para después regalarle una piruleta con la cara de Aiden es atropellarse a sí mismo. Por este motivo, cualquier final en el que Aiden y Jodie se separasen para siempre me parecería válido (al menos hasta que ella muriera). Además, si se me permite una aportación, mostraría a Jodie triste, melancólica, pero también fuerte y resuelta, con una nueva determinación en su vida. Sostendría con ambas manos el colgante de su madre, lo estrecharía con todo el amor del mundo contra su pecho y alzaría la mirada al horizonte, con los ojos llorosos. Entonces daría un paso hacia adelante, dispuesta a vivir la vida que ni su madre ni su hermano tuvieron. Ese sería un buen final para mí.

No sé si lo mencioné, pero la banda sonora del juego es fantástica. Mi canción favorita, Jodie’s Suite, es una melodía que me acompañará siempre. Si os fijáis, el juego está dedicado también a la memoria de Normand Corbeil, que era el anterior compositor de Quantic Dream y que murió justo en el año en que se estrenó el juego. La banda sonora de Beyond la acabó de componer Lorne Balfe.

Beyond: Two Souls™_20190621155547

En cierto modo me saben mal las quejas que recibió Beyond, aunque puedo entenderlas perfectamente. Sé que la mitad o más de este análisis es una crítica de sus defectos, aunque también elogio mucho sus virtudes. Si me sabe mal es porque, en las acusaciones ciegas que recibió, hubo un menosprecio hacia sus bondades que no se merecía. Posiblemente, en la mente de David Cage, Beyond brilla de un modo que nadie puede concebir y el videojuego es un reflejo lejano y distorsionado de esa imagen mental. Estoy convencido de que muchos creativos deben tener esa sensación descafeinada cuando ven el resultado final de su obra, incluso de las que consideramos perfectas. Sumemos aquí los factores que intervienen en la producción de un videojuego, que cualquier entendido sabrá de sobras que lograr ese hito de la tecnología es casi un milagro. No excuso a Cage de los baches y huecos por los que pasa su guion; creo que pudo haber evitado varios. No obstante, lo que está bien, no creo que pudiera haberse hecho mucho mejor. Y es precisamente eso lo que lamento. El hecho de centrarte únicamente en los aspectos negativos de Beyond es una falta de respeto a todos aquellos otros aspectos vitales que tiene y que, posiblemente, merecen aún más reconocimiento que los negativos. Pero se ignoraron y se enterraron junto con el resto de defectos. Una pena. En mi opinión, la historia de Jodie, a pesar de todo, se merecía más atención, más comprensión y mucho más cariño del que recibió.

Considero que el guion flojea al perderse con todo el asunto de las brechas, las entidades, los condensadores, el Inframundo, la movida con la CIA, el ejército, etc. Es como si eso pretendiera ocupar el tema principal cuando, al menos para mí, todo eso era secundario. Podía ser, simplemente, el contexto por donde se va moviendo la historia, pero solo como un fondo, como un decorado. El tema principal es Jodie y Aiden, y es una lástima verlos absorbidos constantemente por ese decorado en lugar de centrarse más en su cuestión, que se trabaja con altibajos y nos llega de forma borrosa. Hubiera estado bien un desarrollo por parte de ambos personajes, pues los dos empiezan de pequeños y van creciendo y hay mucho margen para cogerles cariño desde el principio y sufrir con ellos hasta el final. Lo conseguimos con Jodie, porque el papelón de Ellen Page es excelente y el arte de Quantic Dream a la hora de transmitir su actuación es sublime. Tan sublime que, de hecho, se pueden captar perfectamente las técnicas de actuación propias de la actriz. Pero Aiden, al ser llevado por el jugador, es otro asunto mucho más complejo. Puedo entenderlo, y es una pena porque ahí la historia tiene una fuga notable, fruto de la condición con la que se ha optado por presentar este trabajo (juego/película interactiva).

Finalmente, al proyecto no le falta ambición y puede que ese sea uno de sus defectos principales. Se intentó contar demasiado sobre demasiados aspectos, aunque solo nos interesaban unos pocos. Se le quisieron añadir partes de acción, quizás para hacerlo todo más épico (o más comercial, quién sabe), aunque realmente no lo necesitaba. Es una obra que debe caracterizarse por su humanidad, no por sus proezas extraordinarias. Puede que, de haber sido un trabajo más humilde, más sencillo, hubiera calado más en los corazones. Es interesante pensar que quizás, lo que se echa en falta, es una visión más femenina de la historia; más alejada de los tiros y las explosiones para brindarnos una experiencia con Jodie y Aiden mucho más cálida y cercana.

Despido el análisis con un vídeo extra del momento clave de Beyond. Ha sido un placer.

Beyond: Two Souls™_20190619185017
Adiós, Jodie. Adiós, Aiden.

Debo quedarme un poco más. Aún me queda mucho por hacer
antes de partir para ver lo que hay… Más Allá.” 

 

— FIN DE LA PARTE 6 Y DEL ANÁLISIS —

2 comentarios sobre “BEYOND: Two Souls [Parte 6]

  1. Igual da por supuesto que Maria y Mercedes se han quedado atrapadas por aquí, jajaja.

    Todos los finales del juego son terribles en mayor o menor medida xD. Me gusta el que tú propones ^^

    Comparto todas tus conclusiones finales sobre el juego. Me alegro de que te haya llegado tan profundo ❤

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s