La exclusividad en los videojuegos

PoD 2019-04-15
Poll of the Day en GameFAQs (15/04/2019)

Ignoro si se ha anunciado recientemente la ruptura de algún contrato de exclusividad muy importante pero, por lo visto, el asunto vuelve a estar en boca de todos. La única exclusividad rota de la que me he enterado estos días ha sido la de Octopath Traveler, que habiendo sido un juego de Switch hasta ahora, va a salir en PC. De esto me enteré por Twitter, a través de la cuenta de @mogunoe (sorry, Mogu, no tengo enlace a tu blog 😦 ), donde ella, Azure y otros comentaban positivamente el asunto.

Súmale que, además, hoy he visto esta Poll en GameFAQs, así que puede que haya pasado algo gordo y todavía no me haya enterado… Sea lo que sea, no será peor que el Resident Evil 4 para Gamecube. ¿Mi voto? El del 18,12% Veamos por qué.

…but enough to write a post about it:

A pesar de las eternas disputas entre fanboys de distintas consolas, todos sabemos perfectamente que lo que acaba importando de todo esto son los juegos. Si tenemos la consola más potente del mercado pero no tenemos catálogo, no tenemos nada. Sin embargo, si tenemos una consola normalita con juegos muy buenos, ¿vas a ignorarla por no ser la más puntera de su clase? ¿Vas a perderte todo el potencial creativo por darle preferencia a la cuestión técnica? Por lo general, es obvio que no, aunque fanáticos los hay en todas partes.

Entiendo que no todo el mundo se puede comprar todas las consolas (y de poder no es necesario hacerlo) y que tener alternativas en distintas plataformas es una opción bien válida para jugar a los juegos que te gustan. Sin embargo, y a pesar de estar de acuerdo con esto, hay algo que se remueve por dentro cuando ves que un exclusivo, como por ejemplo el Octopath Traveler, pierde ese estado y aparece en otro lugar. No es que me parezca mal que esté en PC también, no es que quiera que los jugadores que carecen de Switch se fastidien y se queden sin el juego (yo poseo todas las plataformas y me duele igual); es simplemente que, solo por ese hecho, el catálogo de Switch ya se ha devaluado. No tiene nada que ver con mi amor por Nintendo o hacia una consola, tiene que ver con la concepción de un producto y la forma descarada con la que se desprecia el ideal que hay detrás (por una mera cuestión de dinero, evidentemente).

Los exclusivos son lo que hacen que las consolas, ya sea con ligeras pretensiones tecnológicas o todo lo contrario, tengan algo valioso que solo les corresponda a ellas. Y eso, a mi parecer, es algo positivo. Es como el pequeño comercio de barrio, con el dependiente que sabe tu nombre y te cuela un par de ramitas de tomillo en la bolsa de la compra para la sopa de tu madre y que, poco a poco, va siendo devorado por las multinacionales que están zampándose el mundo entero con sus marcas y sus tendencias globalistas. Ya sea en la estepa rusa o en los humedales del trópico, acabarás encontrando un McDonalds a la vuelta de la esquina.

Con los exclusivos ocurre algo parecido. Es una promesa a un tipo de público, a un perfil de jugador que se identifica con un tipo de empresa que fabrica el estilo de juego que le gusta. Todos sabemos la crítica que le ha llovido a Nintendo a lo largo de su existencia y ahí sigue la campeona: una auténtica samurai de la industria. Evidentemente, la exclusividad siempre será defendida por las first-parties, porque son las mismas que diseñan una plataforma para que muestre de la mejor forma posible lo que su catálogo tiene por ofrecernos. Con las third-parties ocurre todo lo contrario. Solo les interesa una consola si está bien posicionada para que su juego se exponga en un gran escaparate preferencial y sea visto por la gran mayoría del público. Pero no solo contentos con esa visibilidad, quieren ir aún más allá y cuando ven la oportunidad de expandir su creación a otras plataformas olvidan fácilmente sus exigencias iniciales para venderse a un postor que ni siquiera considera el hardware como algo importante, ya que su manera de trabajar con los juegos funciona más como un servicio que como un producto.

Vamos hacia un camino en el que perderemos el control de nuestra propiedad privada por completo y entregaremos nuestra vida a organismos que decidirán por nosotros qué comer, qué beber y qué ver para entretenernos. Se busca la masificación máxima de los productos, una exaltación desproporcionada de la cantidad a costa de la calidad; una calidad que nos enriquecía, que nos regalaba sueños y nos daba una identidad. Ahora esta calidad se ha convertido en un simple número.

No estoy olvidando que hablamos de empresas y que todo esto, en el fondo, es un negocio. Pero hace años también eran empresas, también eran negocios, y no podéis decirme que el panorama actual se parece al que teníamos antaño. Antes se sudaba para sacar un buen producto al mercado, ahora se suda para que la bazofia más inmunda se venda de la mejor forma posible. Que sí, que hay excepciones y siguen existiendo buenos juegos, pero pensad en la calidad de los exclusivos y en los multiplataforma. Sí, pensadlo un momentito… No, no estoy diciendo que todos los multiplataforma sean malos y los exclusivos buenos. Solo digo que observéis hacia dónde se dirige todo.

Es cierto que si no existieran los exclusivos el hardware importaría más de lo que importa ahora, porque todos querríamos jugar a los juegos de la mejor forma posible. Pero si esto ocurriera, se eliminaría la competencia entre exclusivos y con ella un gran factor motivador para seguir creando grandes juegos. Simplemente ganaría el que tuviera la máquina más potente ¡y pobrecito el niño que tuviera que conformarse con algo inferior! Afortunadamente para ese niño, ese escenario jamás tendrá lugar, porque lo que ocurrirá en verdad es que se acabará creando una única plataforma de servicios que reunirá todo el catálogo pensado para la masa y, con un poco de suerte, quizás algún que otro juego decente.

Antes de que llegue ese día yo me bajo del tren: tengo muchos juegos retro esperándome…

11 comentarios sobre “La exclusividad en los videojuegos

  1. A veces nos olvidamos de que la exclusividad no es sólo de contenido. Lo que Noe y yo celebrábamos el otro día era que había una exclusividad menos de tipo maletín, de las que el único valor añadido que aportan es que formes parte del selecto grupo de privilegiados que tienen permiso para acceder a ese contenido, tras pagar una tasa por el carnet del club de 300 a 500 pavos, según el caso.

    Pero se te olvida que, aunque el Octophat Traveler vaya a salir en PC y tanto ella como yo vayamos a poder jugarlo sin necesidad de comprar una consola que, cada uno por unos motivos, no nos convence a día de hoy, tú vas a poder seguir jugándolo en portátil y llevártelo a donde quieras, vas a poder navegar por los menús con una pantalla táctil, o vas a poder tenerlo en formato físico. Ningún jugador de PC va a poder hacer eso, y encima tú puedes jugar en pantalla grande cuando quieras, igual que ellos. Y esa es una exclusividad que ningún maletín te puede quitar.

    Te pongo otro ejemplo. No Man’s Sky en Xbox. Los haters de Sony daban saltos porque había perdido la exclusividad en consolas, ¿y qué? Este verano, yo lo estaré jugando en VR. Da igual cuantos maletines le de Micro a Hello Games. Ningún jugador de Xbox podrá hacer eso.

    Me parece un tanto atrevido decir que un exclusivo es una promesa hacia un tipo de público. En todas las consolas hay todo tipo de públicos, sobre todo hoy en día. Da la impresión de que estás teniendo en consideración sólo los first party, que sí de adaptan más al perfil de cada compañía (ojo, de cada compañía, no de cada jugador). Pero mira PSVita, que tiene first parties contados con los dedos de una mano, que fue abandonada a su suerte apenas dos años después de salir. Sin embargo, con apoyo de tercero, consigue que se te salten las lágrimas jugando al Danganronpa 2 y 3, al Steins Gate o al Legend of Heroes. ¿Qué derecho tengo yo a negarle poder vivir esa experiencia a otra persona que no compro la consola, precisamente por el mal trato que le dio su compañía? ¿Qué derecho tengo a negar a los desarrolladores a que rentabilicen un poco más su ya de por sí minoritario proyecto, impidiendo que logren unas pocas ventas más (porque es lo que van a vender) que les permitan pagar a sus empleados, y continuar desarrollando nuevas experiencias igual de sobresalientes?

    Tu forma de pensar tenía sentido a principios de siglo, cuando la única diferencia reseñable entre jugar en GC o en PS2 era la forma del mando. Ahí podía tener sentido competir en catálogo. Pero hoy en día, se han diferenciado lo suficiente como para que entren en juego otros factores tanto o más importantes. Y si eso ha ocurrido, ha sido por dos motivos. El primero, que cada vez cuesta más desarrollar los juegos, y por tanto un maletín sólo no sirve para compensar el coste de oportunidad. Y el segundo, gracias a Nintendo. Estoy plenamente convencido de que, si no hubiese salido nunca la Wii, yo ahora no tendría un casco de VR en PlayStation. Seguirían las cosas tal y como estaban, con la potencia por bandera, y tendríamos tres Xbox con nombres diferentes, que harían todas exactamente lo mismo y la elección seguiría basándose en cuantos maletines ha repartido cada una para retener experiencias dentro de su selecto club para enfrentar a los usuarios. Y haber acabado con eso es, sin duda, la mayor exclusividad de Nintendo, que tampoco nadie le podrá quitar jamás 🙂

    Empiezas el post defendiendo a Nintendo, y al final auguras su final. ¿Es que no has aprendido nada? xD Lo curioso es que tenga que venir a decírtelo alguien que ahora mismo no se lleva nada bien con Nintendo jaja Si alguna de ellas desaparece algún día, no será por falta de exclusivos, te lo aseguro, será por inútiles.

    Le gusta a 2 personas

    1. Evidentemente que la exclusividad también es un negocio y se ha explotado largamente, eso lo sabemos todos de sobra. Y claro que podré disfrutar del Octopath Traveler del modo en que Switch me lo permite, pero no es eso lo que defiendo en el post. Lo que digo es que, aunque Switch fuera exactamente igual que un PC, seguiría doliéndome el fin de su exclusividad, porque se pierde el valor añadido que le otorga el juego al catálogo. Y con esto podemos remitirnos a VITA, si quieres… Es precisamente de lo que tan bien me has ejemplificado con tu opinión sobre VITA y las experiencias que has pasado con ella de lo que hablo en el post.

      Tal y como me comentaba Jero ahora, los exclusivos ayudan a definir la identidad de un catálogo, de una plataforma y, por ende, de una generación entera. Fue un privilegio para nosotros, que nacimos en la época dorada de los videojuegos, poder disfrutar de ellos de ese modo, ya que es algo que cada vez está más cerca de desaparecer, por más hardware innovador que saquen. Todos sabemos que Nintendo abrió los horizontes con Wii, y que gracias a eso yo hoy tengo una cuenta en PSN y una Xbox en un cajón esperando a ser usada con algún juego que no esté ya en Play y que me guste…

      Sé perfectamente que por la falta de exclusivos no será el fin (ni lo pretendo), pero habrá que ir con cuidado de que al final los inútiles no acabemos siendo nosotros, porque en muchas cosas ya hace tiempo que me lo está pareciendo (y ojo que me incluyo xD)

      Me gusta

      1. Pero ninguno de esos juegos con los que tuve una gran experiencia son exclusivos. Vita es el mayor ejemplo de que no hacen falta para ser una gran consola. Porque yo realmente esas experiencias no fueron grandes por vivirlas en vita, sino por vivirlas en otros juegos. Que haya sido en ella o en otra hubiera dado exactamente igual.

        Claro que a mí también me jode cuando anuncian el Senua’s Sacrifice para Switch y encima veo que el port está bien hecho, pero sé diferenciar entre la realidad y los argumentos ad hominen que genere mi sesgo de confirmación. Es normal que te moleste, eso demuestra que eres humano, pero enfócalo de otra manera. Si ese juego lo hubieran anunciado multi desde el principio, te habría jodido igual?

        Me gusta

      2. El juego en sí es lo de menos. Si hubiera sido multi desde el principio, pues nada, bienvenido sea. Y si hubiera sido un exclusivo que me diera igual de una consola que me diera igual me hubiera molestado lo mismo, porque lo que no me parece bien es que no se respete la exclusividad, independientemente de si se trata de mi consola o no.

        A mí me gusta que cada consola sea un mundo distinto de las demás y tenga su propio catálogo de juegos por los motivos que he mencionado antes, multis a parte (que ya entendemos que tienen que estar), para que el aliciente de jugar a un videojuego no sea simplemente qué consola lo mueve mejor. No quiero que sea la consola la que hace bueno al juego, quiero que el juego sea bueno por sí mismo.

        Puede que, como dices, esté algo anticuado y eche en falta la época en la que teniendo a Mario veías al vecino correr por las laderas de Green Hill con Sonic y te parecía una experiencia totalmente distinta y refrescante, pero precisamente esa fue la época en la que se luchaba para que tu juego vendiera la máquina y no al revés. Ahora se pierde la identidad en pro de una homogeneidad insulsa que ves reflejada (directa o indirectamente) en casi todo lo que tocas (AAA incluidos y rarezas a parte) y, nos guste o no, los exclusivos son un factor que ayuda a mantener la calidad de la que cada vez carece más esta industria.

        Sorry, puede que no me esté explicando bien xD. O simplemente lo vemos distinto y no pasa nada 🙂

        Me gusta

  2. Vuelves a insistir en que la diferencia en la experiencia estaba en la consola, pero estaba en el juego. Mario es un juego lento y calmado, mientras que Sonic es todo lo contrario (a propósito, las cosas como son) un juego rápido y frenético. La forma del envoltorio en el que te los vendían poco importaba, la experiencia hubiera sido la misma. Siempre es el juego el que hace bueno a la consola, pero no por salir en ella, sino por cómo la aprovecha.

    Intenta extrapolar la situación a otros mercados. Puedes ver una peli en el cine, comprártela en Blu-Ray, contratar Netflix o esperar a que la echen en la tv. Cada formato te ofrece sus ventajas y sus inconvenientes. ¿Te imaginas que el cine tuviera pelis exclusivas que no salieran nunca en los otros formatos? Aunque partiéramos de la base de que existieran cines que se dedicasen a emitir esas pelis exclusivas de manera permanente, para que pudieras tener acceso a ellas siempre. ¿Te gustaría algo así? Por supuesto, los dueños de los cines se frotarían las mano, pero, ¿y los usuarios?

    O la música. Imagínate que hubiera canciones que fueran exclusivas de los conciertos y que nunca se incluyeran en los discos, ni se pudieran descargar en mp3 ni escuchar por spotify, etc… ¿Sería absurdo verdad? Pero los que organizan conciertos se frotarían las manos también.

    Y para terminar mi ataque final. ¿Qué pasa con las revisiones/remasters/remakes? Final Fantasy X era exclusivo de PS2, pero ahora está en todos los lados. Ahí, ¿qué te molesta, que el remaster deje de ser exclusivo de PlayStation o que el juego original deje de ser exclusivo de PS2? Porque en el fondo es el mismo, debería molestarte que le quiten el exclusivo a la PS2. Si ya está para otra consola, aunque sea de la misma familia, ya no es exclusivo, porque hay pagar otra “entrada del club” para acceder a él ¡No han respetado la exclusividad original de PS2!. Y lo mismo para Phoenix Wright, Sonic, Crash Bandicoot, etc… Todos ellos fueron exclusivos originalmente, pero las distintas revisiones de sus juegos han ido llegando a todas partes.

    De todas formas, te puedo asegurar que los exclusivos no van a desaparecer. Sigue habiendo un tipo de exclusivo que merece la pena, que se da cuando la compañía financia directamente el proyecto de la desarrolladora, como el Bayonetta 2. Si se hubiesen respetado las exclusividades, el primer Bayonetta no podría haber salido en una consola de Nintendo, y ahora sus secuelas son exclusivas de ella xD Sabes que si no se hubiera roto esa exclusividad (y creado una nueva) ese título jamás habría existido. Y lo mismo pasa con Sonic, ¿acaso debería haber muerto con las consolas de Sega? Para que veas que esos pensamientos van en contra de tus intereses.

    Al final todo tiene sentido dentro de un contexto, y fuera de él, todo parece absurdo. Por eso es bueno, cuando pasa el tiempo, reflexionar sobre lo que hacemos, porque lo que tenía sentido en el pasado, puede no tenerlo ahora, y eso no significa que antes lo estuviéramos haciendo mal, ni que ahora lo estemos haciendo bien. Simplemente, las cosas cambian.

    Me gusta

    1. Pero a ver, que no hay debate xD. No se trata de opiniones, se trata de preferencias. La realidad es la que es y fue la que fue. Es como si uno intentara convencer a otro de cuál es el mejor plato, cuando cada cual tendrá su comida favorita, por lo que no tiene sentido argumentar a favor o en contra.

      Creo que uno ha explicado que prefiere la tortilla con patatas y el otro la quiere con calabacín. Pues ya está xD. A lo mejor la de calabacín ya no se estila y le apetecía compartir lo mucho que le gustaba encontrarla en todos los menús. ¿De qué hay que convencer a nadie? No lo entiendo.

      By the way, a mí también me gustaba que cada consola se forjara una identidad con su catálogo. ¿Que esto va a menos? Pues sí. ¿Que entiendo por qué? ¡Por supuesto! Eso no quita que me gustase más la situación anterior, pero está cambiando y ya está, no pasa nada xD.

      Le gusta a 2 personas

    2. Bueno, sin ánimo de extender esto mucho más, creo que realmente no me explico bien, porque en el primer párrafo estás diciendo lo que yo estoy defendiendo todo el rato: que lo importante son los juegos y no las consolas, sin embargo me lo planteas como si todo el rato hubiera estado diciendo justo lo contrario xD.

      No puedo hacer la extrapolación que me pides porque la comparación no es análoga, desde mi punto de vista. Yo soy el propietario de una consola y de sus juegos y, por lo tanto, yo decido qué juegos quiero ver en ella y cómo y cuándo jugarlos; pero no soy el dueño del cine ni de las películas que pone, ni soy el amo de una discográfica ni de sus canciones. Pero ya que has sacado el tema, yo estoy totalmente en contra de ese tipo de control y es precisamente al que vamos dirigidos. El día de mañana tendrás cuentas estándar, cuentas premium y cuentas golden VIP para acceder a los contenido que ya no serán ni tuyos. La falta de exclusivos, entre otras cosas, favorece todo este panorama y es algo a lo que me opongo (y por eso mi opción es bajarme del carro, porque no le pido al mundo que cambie por mí).

      En cuanto a tu ataque final, voy a hacer una excepción y voy a ponerme violento. Me preguntas por la exclusividad de FF X que recibió remaster en consolas posteriores de la misma compañía (ahora ya no, por cierto). Pues eso no es nada. Para mí, directamente, te diré que a Square no le perdono haber sacado Final Fantasy fuera de Nintendo xD
      Pero si hablamos de la Square-Enix actual, pues sí, mi percepción sobre esta compañía es de decepción total y me parece un sacrilegio lo que han hecho con FF XV y con todo lo que están pretendiendo con sus productos. Desde hace ya un buen tiempo todo el talento de esta serie está subyugado al mercantilismo que se desprende de su marca. Mírate los Inside que están sacando ahora sobre cómo hicieron los primeros juegos y verás un cariño y una devoción que ya no existen. De hecho, su estrategia de venta actual de cara al público es casi insultante. Por este motivo decidí plantarme con el FF XIV, que al menos es un tributo a toda la serie y han sabido hacerlo bien.

      Finalmente, recordarte que mi voto en la Poll de GameFAQs fue el de “A little”, lo cual quiere decir que no me parece del todo bien lo que ocurre con los exclusivos por los argumentos que he dado en el post, pero que entiendo cómo funciona la industria y no por eso me cabreo ni me lanzo en plan kamikaze contra nadie. Y es que en el fondo no me enfado por la pérdida de un exclusivo, tan solo me siento un tanto apenado de ver cómo todo se diluye cada vez más. Eso es todo 😛

      Me gusta

  3. El ejemplo del cine o de la música es totalmente extrapolable. Tú no decides que juegos se desarrollan en cada consola, que es precisamente el motivo del post, igual que no decidirías lo que sale en el cine o en el Spotify. Es lo mismo.

    Por la forma de expresarte, parece más bien una queja en torno al formato digital que a la pérdida de exclusivos. Netflix no va impedir que me siga comprando pelis en Blu-Ray, Spotify no te impide seguir comprando OSTs en CD, y Stadia no va a impedir que triunfe PlayStation 5. Simplemente, abrazarán a otro tipo de público que prefieren ese tipo de servicios porque sus necesidades de consumidor son diferentes a las nuestras. Da la impresión de que se piensa que esto es un juego de suma cero, que lo que unos ganan, otros lo pierden, y no lo es. Es un juego de suma positiva, donde se llega a más gente de la que había en primer lugar. No te echan a ti para que entren otros. Mientras sigas consumiendo un formato, va a seguir existiendo. Recuerda el E3 de 2013 de Micro. Aquí quien manda somos nosotros.

    No entiendo cómo te pones en contra de Square Enix con lo que pasó con Nintendo. Square Enix quería sacar un juego que sobrepasaba las capacidades de la consola, y Nintendo se empecinó con el cartucho, así que tuvieron que marcharse. Es como si tu novia se va con otro y tú, en lugar de empezar una nueva vida, como hizo Square, sigues detrás de ella… Hay líneas que ninguno estamos dispuestos a pasar. La decadencia de FFXV creo que es una divagación del tema principal. Es una mierda porque lo hicieron mal, no porque no sea exclusivo. Aunque hubiera salido sólo para PS4 sería la misma mierda. Lo de los juegos que te los pasas apretando todo el rato el mismo botón es otra historia. Si quieres haz un post sobre eso y lo comentamos. Ahí estaremos más de acuerdo jaja

    Pero todavía estoy esperando la respuesta a mi pregunta. ¿Debería haber muerto Sonic con Sega? Y ya que no le perdonas a Square lo de irse de Nintendo, ¿qué habrías hecho tú? ¿Sacar FF7 en la Nintendo 64 limitado a los 64Mb del cartucho? Menudo churro que hubiera salido.

    Y sí, tranquilo, estamos debatiendo de forma sana, que es de lo que se trata 😉

    Me gusta

    1. Tienes una visión más optimista que yo del sector y ojalá tengas razón en lo que dices sobre el futuro, pero a mí me cuesta verlo de ese modo. En cuanto al cine, música, Netflix, Stadia y demás organismos del entretenimiento está claro que nada de eso va a impedir que sigan saliendo cosas que me gusten en mis plataformas preferentes. No estoy diciendo que vayan a morir, solo que van a cambiar y, desde mi punto de vista, van a cambiar a peor, al menos por la dirección en la que veo que se están encaminando las cosas. Y posiblemente acaben cambiando de tal modo que dejen de gustarme, como ya ha ocurrido con juegos que amaba y que ahora no tocaría ni con un palo. Es lo que dijiste antes: lo que tuvo un sentido en el pasado ahora puede haber cambiado. No tiene por qué estar bien o mal, pero tampoco tiene por qué gustarme. Y lo cierto es que no me está gustando.

      Y no soy tan extremista, aunque puede que te lo haya dado a entender (lo de que me ponía violento no era literal). No estoy en contra de la Square que tomó la decisión de irse de Nintendo, hicieron lo que tenían que hacer, y de entre las cosas que le sobran a Nintendo reconozco que la tozudez se encuentra entre ellas. Pero es una empresa conservadora y en ese momento decidió que lo mejor eran los cartuchos. ¿Fue la jugada correcta? Posiblemente no, pero para mí fue una decisión admirable dar el salto a los 64 bits con cartuchos. Donde unos verán un movimiento retrógrado y obsoleto, otros pueden ver la preocupación de una empresa que valora su producto y se toma las medidas necesarias para proteger su patrimonio de la mejor forma posible. Sin embargo, fue meter el CD y todo el mundo tenía Play, porque Sony, en ese tiempo, solo le interesaba vender hardware y los discos regrabables hicieron el resto del trabajo…
      Pero Square lo hizo bien en PSX, sus Final Fantasy seguían siendo Final Fantasy y no por haber salido en otra plataforma los desprecio. Al contrario, me dolía terriblemente cada vez que iba a casa de un amigo y me los enseñaba en discos piratas, a pesar de que no eran míos y ni siquiera estaban para mi consola. Y por este motivo me compré los 3 Final Fantasy de PSX originales, cuando nunca llegué a poseer la consola y todavía a día de hoy no se han metido en ninguna máquina. ¡Los tengo nuevos!

      Por supuesto que FF XV seguiría siendo el mismo producto decadente aunque fuera exclusivo de PS4, porque no tiene nada que ver con la exclusividad. Tiene que ver con la política de una empresa, que ya lleva largo tiempo experimentando con sus entregas más importantes y que con la última han alcanzado el pináculo de su perversión. Lo mencionas como si fuera algo pasajero, pero yo no lo veo así. Dios nos salve del próximo Final Fantasy…

      Sé que esta respuesta no te va a gustar, pero sí; yo hubiera dejado morir a Sonic con Sega. Porque, ¿qué tipo de Sonic hemos tenido después? Hemos tenido un prostíbulo experimental de todas las formas y colores posibles, pero no hemos tenido un Sonic de verdad hasta que salió el Mania. Ok, quizás el Generations también. ¿Pero todo lo demás? Si no es un insulto a Sonic ya me dirás qué es… Yo hubiera preferido un Sonic muerto descansando en lo más alto que uno vivo arrastrándose patéticamente por el suelo. Y esto último es lo que ha hecho a lo largo de la última década, si no más… Y el Mania es una excepción que no es del todo válida, porque todos sabemos que está hecho por amantes del Sonic de antaño. El Mania no es más que un tributo de lo que fue este videojuego durante su época dorada, que nos lleva al momento y lugar en el que debería haberse quedado.

      Lo del FF VII ya te lo he respondido más arriba, pero oye, tampoco me hubiera importado que lo hubieran sacado entre varios cartuchos, ¿eh? xD.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s