Goals’n’Cookie 2021-2022

2021 ha sido una prolongación del estilo de vida que llevé en 2020, aunque este año me he centrado más en POLASTER, como ya comenté, y no he podido dedicarme tanto al blog. Mi idea de cara al año que viene seguirá siendo la misma, pues dada mi situación actual tiene bastante sentido centrar todos mis esfuerzos «laborables» en esa dirección. Lo ideal sería hacer 4 guías por año, tres de pago y una gratuita. Puede parecer poco (y lo es) pero el nivel de calidad que exigen las guías no me da para hacer más. De momento seguiré esforzándome como buenamente se me permita.

Pasé todo este año con serias dudas sobre si al final conseguiría completar los Goals. Al trabajo de las guías se sumaba una lista de 5 juegos de los cuales 4 eran de rol y fácilmente podían llegar a las 100 horas (y algunos a las 200). Pero me he portado como un campeón y he cumplido con los objetivos por los pelos (terminé el último la semana pasada), acabando así con la maldición de perder el PremiT de Bak’laag cada dos años. ¡Espero seguir así!

Goals’n’Cookie 2021 (resultados)

New Choice: Lost Sphear ★★★★✰

LOST SPHEAR_20211112140011

Lost Sphear fue una elección «obligada» como New Choice para poder cumplir con la trilogía de juegos actual de Tokyo RPG Factory y, de paso, para hacerle la guía. Lo jugué primero en Switch, sacándole el 100%, y después repetí la proeza en la versión de PS4 (obteniendo el Mastered entre los dos, aunque no lo di por válido al no tenerlo reflejado en un único juego). Me gustó. Todavía les falta un grado para empezar a destacar de verdad, pero se van acercando. Lamentablemente, las opiniones que tengo de Oninaki, el próximo juego que me toca de esta gente, no son muy positivas… Habrá que comprobarlo personalmente. De momento me sigo quedando con el viaje de Setsuna, pero Lost Sphear fue una interesante aproximación a la creación de personajes más variados y mundos más elaborados (dentro de este estudio).

Puedes leer mi análisis de Lost Sphear aquí.

Old Choice: Ninja Gaiden ★★★✰✰

Ninja Gaiden

Estoy empezando a pensar que lo mejor que podría hacer con los Old Choice es ponerme una semana en serio y completar todos los de la sección de NES porque, honestamente, son una auténtica tortura. Que sí, que me los paso en dos tardes, pero me dejo la espalda en el proceso. Y si os preguntáis por qué la espalda y no los dedos (que también), la respuesta la tiene el insta-save de las minis de Nintendo, que tienes que darle al botoncito de la máquina para acceder al menú y guardar la partida desde ahí. Claro, si tuviera que hacerlo dos o tres veces por pantalla, pues mira, aún sería aceptable. Pero estos juegos están diseñados por el demonio, lo que me obliga a estar salvando cada 10 segundos porque avanzar por ellos es como cruzar la selva del Vietnam llena de trampas mientras te llueve napalm de cielo.

Ninja Gaiden me parece, directamente, imposible de pasar. Es decir, yo primero intento hacerlo bien, intento jugar realmente como se hacía en esa época y repito las pantallas hasta sabérmelas de memoria. Pero es que, aún así, cuando llegas a los jefes de fase se te pasan las ganas de esforzarte cuando ves que el juego es tremendamente injusto contigo. Algunos juegos de NES, y Ninja Gaiden es un excelente ejemplo de esto, tienen el don de respawnear a los enemigos que te acabas de cargar si te da por retroceder un centímetro. De tal forma que te ves obligado a seguir adelante constantemente para no entrar en un bucle de regeneración de enemigos infinito. Vamos, muy absurdo porque hay momentos en los que se te junta eso con las plataformas, los precipicios, el tiempo (sí, cada pantalla tiene un tiempo límite, encima) y el típico águila toca-narices que baja en picado para perforarte el cráneo y al final casi que prefieres tomarte un batido de espinacas con vinagre a seguir soportando ese trolleo constante por parte de la máquina.

La fase final, el capítulo 6, a parte de que llegar hasta el jefe implica una destreza con el mando digna de un malabarista de circo, resulta que tiene, digamos, 3 formas finales, cada una más difícil e infumable que la anterior. Si te mata, a volver a empezar la fase desde el principio. Así hasta que te quedas sin vidas y tienes que empezar el juego desde cero otra vez. Pues nada, insta-save cada 5 pasos y a por el Complete.

My Choice: Dark Souls ★★★★★

Dark Souls es un título que me ha sido recomendado desde hace años por varias de mis amistades. Ahí donde iba, la gente que me conocía siempre acababa diciéndome que tenía que jugarlos. Por si fuera poco, la insistencia es más aguda aun con Bloodborne, pero todavía no ha llegado el momento de catar esa maravilla. Este año le di la oportunidad al remaster del Dark Souls 1 y ¿qué decir? Una joya de videojuego que se merece todos los elogios que ha recibido y más. No entraré en detalles ahora, porque tengo la intención de hacerle el análisis más adelante, pero entiendo perfectamente por qué se me ha recomendado tanto este juego y por qué es tan especial para algunos jugadores. La única queja es que hay ciertos fallos técnicos que considero deberían haberse solventado con el remaster. Por lo demás, una obra maestra que no está al alcance de cualquiera. Ni por su jugabilidad, ni por su mensaje. Larga vida a Hidetaka Miyazaki.

Her Choice: Star Ocean: First Departure ★★★★✰

Star Ocean

Este año tuve el privilegio de iniciar Star Ocean gracias a la recomendación de Jero. Esta serie es de las pocas que me quedaban por conocer desde que nació en la época de los 16 bits. En este caso jugué la versión de PSP, pero es casi idéntica a la original. Mi idea era jugarlo primero en PSP y luego hacerle la segunda partida en la edición digital que sacaron hace poco en las últimas plataformas y que incluye la opción de elegir un estilo artístico de personajes distinto. Al final no pude cumplir con el plan porque se me juntaron las guías y los Goals y tuve que darles preferencia, pero esta segunda partida me sigue quedando pendiente junto con el análisis que se merece el juego. En resumen, un título que me recordó mucho a los RPG de esa época, en concreto a la serie Tales of…, y que goza de una trama interesante que dejaría a más de uno sin habla en esa época. ¡Muchas gracias por la recomendación, guapi!

Cookie Choice: Xenoblade Chronicles ★★★★★

Xenoblade Chronicles

Xenoblade era el desafío principal de este año. Sabía perfectamente que me llegaría a las 200 horas y eso sería solo la primera partida (y así fue). Empezó siendo algo agridulce, porque el mundo, los personajes, la historia y la música me gustaban, pero el sistema de combate no acababa de convencerme (y ya sabemos lo importantes que son los combates en un JRPG). Por un lado tenía la opinión pública de que era un juegazo (que algunos incluso ponen por encima del 2), y por otro lado tenía opiniones de lo soporífero que resultaba. Debo decir que acabé por comprender las dos partes. No se puede negar que Xenoblade es un gran juego, pero la cantidad de secundarias que te encuentras y la música relajante de Colonia 9 cuando empiezas el juego y todavía no sabes de qué va, no ayudaban mucho a mantenerse despierto en las sesiones de juego en las que uno se metía algo cansado del resto del día.

Pero esa fase pasó y, aunque el combate seguía sin convencerme, sus escenarios me fascinaban. Pasear por Bionis era como ir de safari. Y dado el hecho de que los combates no son obligatorios, hubo momentos en los que casi me sentía como en un Pokémon Snap sin cámara. Me cogía a mi grupo de amigos y nos íbamos de excursión por las praderas de la pierna, la exuberante selva Makna, el inmenso lago del mar de Eryth y todo el resto de localizaciones que otorgan una identidad única a este juego. Disfruté del viaje, de la banda sonora que lo acompaña y de la trama que se desarrolla. Me enamoré de los nopón, una especie con forma de peluches amorosos con una forma de hablar muy peculiar (y muy bien localizada al español). Fue un placer compartir esos días en La Linde y vivir entre ellos como uno más. Desde su punto de vista el mundo parece más blando, más redondo, más mullido y más inocente. Sin embargo, ellos son aventureros serios, exploradores temerarios, y los encontrarás en medio de una ciénaga vendiéndote los restos de su cena como en lo alto de una montaña nevada pidiéndote por favor que los lleves de vuelta porque se han perdido mientras perseguían algún bicho. Viven en un mundo a parte y son uno de los regalos genuinos de este juego.

Por último, decir que la cuestión de Fiora no acabó de funcionarme del todo y tanto ella como Shulk me parecieron bastante planos. Esperaba algo más de drama, la verdad. Si tuviera que quedarme con un personaje sería Melia, que además tiene su historia más desarrollada gracias al DLC y se despidió de mí y del tiempo que compartimos juntos con esta tierna mirada. Volveremos a vernos, princesa éntida.

2021110923202000-8625352D7931559E8BE3042D46DE9738

PremiT 2021: Death Stranding: Director’s Cut

Trdth4yKbz45CVH7VGCT1INp.png

Death Stranding es mi segundo juego para PS5 (el primero fue Kena: Bridge of Spirits). Lo empecé a jugar hace tiempo con Jero, porque ella prefería verlo más como una película mientras yo me encargaba de hacer de recadero por aquí y por allá, pero al final tuvimos que interrumpir la partida y me quedé con las ganas. Así que, al ver esta edición para PS5, me lo puse en la Wish List de Backloggery y Bak’laag me lo ha traído este año por haber cumplido con todos los Goals. Con ganas de jugarlo, aunque no sé cuánto tiempo pasará hasta que pueda catarlo de nuevo. Kojima, tendrás que esperarte a recibir un análisis digno de tu ingenio.

¿Qué más cosas he jugado este año? Hagamos un repaso:

  • I am Setsuna: Lo jugué de nuevo este año en PS4 para hacerle la guía en POLASTER. Forma parte de las guías Pro de la web, por lo que si eres miembro de pago y estás interesado en jugarlo, puedes consultar su guía completa para sacar el 100% aquí.
  • Pokémon Shuffle: Olvidad lo que dije el año pasado. Me queda Shuffle para rato, no se acaba nunca. Encima solo lo toco lo fines de semana y a veces se me olvida, así que no le veo fin a este juego. Las fases finales son un infierno y ni siquiera usando todos los objetos puedes conseguir rango S o capturar al Pokémon en cuestión (aquí es donde más se nota el modelo Free to Play). Seguiremos insistiendo, pero sin estresarnos.
  • Super Smash Bros. Ultimate: Supuestamente este año se ha completado ya con todos los personajes y desconozco si seguirán sacando espíritus nuevos o ya lo dan por finiquitado. En cualquier caso, sigue siendo un juego al que siempre apetece ponerse, a pesar de que ya no me sea posible acceder al competitivo. Por otro lado, mi primo está haciendo una liguilla con sus amigos del colegio y me ha pedido que lo entrene. Cualquier excusa es buena para seguir practicando con Marth, Ness y mi querido fichaje más reciente: Pyra.
  • Final Fantasy XIV Online: Este año le saqué el platino. Uno de los platinos que más tiempo me ha llevado, ya que no lo forcé y fui llegando a él con el paso de los años (solo me conecto cuando dan el acceso gratuito, que son dos o tres veces al año durante unos días). No he completado todavía el juego base, me sigue faltando la historia de algunas clases, por lo que aún me queda para continuar con la trama principal iniciada en Heavensward. Veremos qué ocurre este año, porque tiempo para este juego no tengo, pero ya me está llegando la presión de algunos amigos para que lo retome y me meta de lleno con él.
  • Animal Crossing – New Horizons: Seguí con Animal Crossing casi diariamente durante los tres primeros trimestres del año hasta que pasó el verano y vi que no podría cumplir con los Goals. Tuve que hacer algunos sacrificios y Animal Crossing fue uno de ellos. Justo cuando sacaron la última expansión que añadía un montón de funciones y el DLC de la decoración de casas en islas ajenas. No sé si lo volveré a coger, porque me consume mucho tiempo y prácticamente ya me ha dado todo lo que tenía que darme. Solo me fastidia no tener el catálogo completo al 100%…
  • Black Desert Online: Sigo jugándolo de vez en cuando con Ruka, aunque le damos a un ritmo muy relajado. Nos quedan dos trofeos para sacar el platino: el de pesca y el de montura. Llevará unos meses todavía, pero con un poco de suerte este año le saco el platino y lo puedo dejar aparcado. Sinceramente, no tengo tiempo ahora para juegos de coreanos masoquistas.
  • Space Hulk: Se trata de la versión de 2013 que salió para PS3 (posteriormente para PS4) y para PC. Lo jugué en la cuarta de Sony junto con mi padre. Nos gustó bastante porque es muy fiel al juego de tablero y es lo que había jugado de pequeño con él. No es el que más destaque a nivel gráfico y tiene algo sospechoso tras su RNG, pero si te gusta el juego de tablero este es tu Space Hulk. Nos lo pasamos en fácil, normal y difícil sin usar la opción de rectificar. Me hubiera gustado hacerle una serie de vídeos en modo difícil para el canal de YouTube, pero no tuve tiempo. Al final le saqué el platino, lo que incluye haber matado un total de 40.000 enemigos. Una locura.
  • Space Hulk Tactics  Nos gustó tanto el anterior que nos pusimos con el último Space Hulk que ha salido de este estilo. El Tactics incluye muchas más opciones: los exterminadores cuentan cada uno con su equipamiento personalizado y puedes usar unas cartas por turno a modo de bonificaciones extra. Todavía vamos por el principio, pero ya se siente algo más complejo. Supongo que estaremos parte de este año jugándolo.

Goals’n’Cookie 2022

New Choice: Octopath Traveler

Octopath

Este Goal compitió con Oninaki para New Choice, pero al final me decanté por este porque lo veo más «guianizable» que el otro (aunque si me da tiempo jugaré ambos). Octopath Traveler me llama la atención desde que salió y, ya que este año saldrá Triangle Strategy, creo que es el momento de jugarlo. Ruka me pidió que le hiciera guía, usando además el formulario de peticiones de POLASTER. No sé para qué la querrá si él ya se lo pasó hace tiempo, pero bueno, yo siempre cumplo con las peticiones de los suscriptores PRO ; ) Con muchas ganas de jugarlo, ya que su estética y encanto pixelado me tiene encandilado desde que lo vi la primera vez.

Old Choice Fallout

Fallout

Una reliquia del pasado que ha sido súbitamente desenterrada (recordad que yo hago los Old Choice con Cookie también). Mi experiencia con este juego se remonta a los veranos en el pueblo, hace mucho tiempo, en casa de un amigo probando juegos sin tener ni idea de qué metíamos en el PC y jugando un rato a este y un rato al otro como unos auténticos catadores saca-bronces. Las dos o tres tardes que me topé con Fallout vi claramente que aquí había miga. Una miga que debía esperar a que creciera para poder degustarla como es debido. He crecido más de lo necesario, pero el momento ha llegado. El páramo me espera en una de las experiencias más arcaicas y oxidadas de mi catálogo de PC. Y yo bien contento.

My Choice: Dark Souls II

DS2

Pues parece que se va a cumplir la predicción y podré permitirme tres años seguidos de Dark Souls, con la esperanza de prolongarlo más allá con maravillas como Bloodborne, Sekiro, Demon’s Souls y el inminente Elden Ring; si el mundo lo permite, claro. Antes de que saltéis todos a la yugular os diré que sí, que ya estoy informado, que ya sé que Dark Souls 2 no es de Miyazaki. Tranquilos, lo sé. Me tomaré esta experiencia como un paréntesis dentro de la serie y el año que viene continuaré con los restos de las brasas candentes de un mundo sin parangón. Y si me da por ahí a lo mejor le hago la guía también, ¿quién sabe?

Her Choice: Paper Mario: The Origami King

Paper Mario

Pues ni corta ni perezosa a Jero se le ocurre recomendarme esta joya de los Paper Mario sabiendo que no me he jugado ninguno de la serie. Sabiendo también que no me permito jugar a una entrega posterior si no he jugado antes a las anteriores. Sabiendo que este es el quinto de esta saga (sexto si contamos el Super Mario RPG de SNES). Y sabiendo que soy un completista hasta la médula. Pues nada, que así sea. Sé que me encantará y que me lo pasaré bomba con la princesa gamberrina del reino de origami, pero acabas de hipotecarme el año entero con los Paper Mario. Voy a tener que replantearme algunos principios o Bak’laag no me traerá PremiT el próximo fin de año…

Cookie Choice: Grand Theft Auto

GTA

Confieso que cuando vi el resultado de la Cookie el corazón me dio un vuelco. No podía ser, la Cookie no podía traicionarme de este modo después de tantos años cumpliendo y más con lo bien que me había portado este último. Pero luego lo entendí. Ella sabía que necesitaría tiempo para las guías y para poder jugar a todos los Paper Mario habidos y por haber. Ella tenía razón. Cookie knows best. Así que buscó un resultado que me llevase poco tiempo completar y que además fuera el primero de una serie que tenía pendiente, empezando por el principio como debe ser (no como otras…). Así que gracias, Cookie, seguiré tus designios aunque tomen la desagradable apariencia de un Grand Theft Auto (el juego será la bomba, ya verás). Con inusitadas ganas de probarlo, la verdad; puede convertirse en una experiencia de lo más curiosa e interesante. Ya os comentaré.

Y hasta aquí los Goals de 2022. Ha sido un año duro, un año intenso. Me duele no haber conseguido los Complete del Star Ocean y del Xenoblade, pero fue un sacrificio necesario. Regresaré a ellos en algún momento, quién sabe cuándo y dónde estaré, quién sabe si seré yo mismo el que los complete definitivamente o serán personas que ni siquiera existen todavía en este mundo. En cualquier caso, la experiencia principal ya forma parte de mí. No soy una persona de Beatens, pero la edad y el trabajo están empezando a relegarme a esa categoría. 2022 es una oportunidad para demostrar que aún no me doy por vencido. ¡Feliz año!

3 comentarios sobre “Goals’n’Cookie 2021-2022

  1. El personaje de Dark Souls es clavadito a ti, jaja. Estoy deseando leer el análisis ^^
    También el del Star Ocean, porque me pregunto por qué no ha llegado a las 5 estrellas… snif :’)
    Le has dedicado más palabras a los Nopón que a todos los demás juegos juntos xDD.

    Me ha encantado la entrada, muy chuli ❤

    Me gusta

    1. El análisis de Dark Souls aún tardará, espero poder hacerlo cuando acabe la guía. Star Ocean ya va a tomar más tiempo porque tendré que jugarlo un par de veces más y no sé cuándo será. Le puse 4 estrellas porque es difícil que me impacte de la misma forma que lo hizo en ti porque yo tengo más bagaje en este tipo de juegos y no llegó a darme una experiencia completamente nueva, pero veo por qué te fascinó tanto. Además, cuando lo jugué estábamos de operaciones y me pilló algo más desconcentrado. No te preocupes que cuando lo vuelva a coger será con la atención que se merece y entonces decidiré la nota final.

      Los nopón se merecían muchas más palabras. De hecho quería reproducir algunas de las conversaciones que son la bomba y cómo se relacionan entre ellos, pero me aguanté las ganas para que no pareciera un post dedicado a ellos. Si algún día me saco el Complete del Xenoblade, le haré el análisis que debería haber hecho y ahí ya podré explayarme como quiera sobre estas criaturitas tan graciosas. Si lo hubieras jugado un poco más tú también habrías caído en su hechizo gamberril.

      ¡Me alegro de que te haya gustado la entrada! :*

      Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s